Artículo para la asignatura de economía pública

by

Al matricularme de dos carreras a la vez  que trabajo voy a exigirme un esfuerzo especial, razón por la que tengo que buscar tiempo o inversiones redundantes, es decir, que lo que haga para un sitio me valga para otro. Este artículo lo divido en tres porque sino es inmasticable. Siempre que empezaba a escribir sobre la crisis financiera me acababa atascando en la marea de datos que nos llegaban cada día, solución: intentar explicar el origen ¡y solo a grandes rasgos! Así que…

¿Que puede hacer el sector público español en la actual crisis financiera? 1/3

La crisis financiera estadounidense

 

   

  

 

En 1929, de manera sucesiva se produjeron: el jueves negro, el lunes negro y el martes negro. Apartándonos de la negra sonoridad de estos acontecimientos, el resultado de la crisis que se había gestado en el mercado productivo mundial, complementada por la crisis del mercado financiero estadounidense, acabaría pesando como una losa sobre la economía de los estados unidos, arrastrando con ella al resto del mundo y generando una década de gravísimos ajustes sociales conocida como la Gran Depresión. 

  

Distintos factores se conjugaron: principalmente la espectacular sobreproducción a nivel mundial, como resultado de la incorporación a la industrialización de los países extraeuropeos, que habían compartido el esfuerzo de guerra en la primera guerra mundial, unida a una crisis de subconsumo consecuencia de una desigual distribución de la renta; el desproporcionado crecimiento de los mercados de valores, así como la opacidad de los instrumentos financieros, verdaderas cajas negras 1 que favorecían la ilusión de un crecimiento ilimitado y una rentabilidad creciente, y como producto de estas expectativas, la incorporación al mercado de grandes sumas de dinero procedentes de pequeños ahorradores, que incrementaron   el numero de operaciones y apalancamiento 2  de estas, es decir, el volumen de recursos ajenos utilizados por los actores en cada proyecto, circunstancia que multiplica los efectos, tanto positivos (rentabilidad) como negativos (riesgos) de cada inversión; como factor final una crisis industrial sin precedentes, una tasa de paro del 25% de la población activa, y la ruina de millones de campesinos producida por la caída de los precios agrícolas.

 

La Gran Depresión trasladó sus efectos a lo largo de una década y recupero para la sociedad americana, tradicionalmente liberal, la idea de unos mercados regulados y una economía real protegida de los especuladores y los ataques de pánico. El resultado, el New Deal 3 de Rooselvelt, con sus leyes intervencionistas. A más largo plazo y a nivel internacional, la destrucción de medios de producción llevada a cabo por la segunda guerra mundial fue el verdadero desencadenante de la recuperación económica estadounidense.

 

Es hasta 1968, pasadas un par de generaciones, que la sociedad estadounidense comparte una notable aversión al riesgo, caracterizada por el aumento de la regulación e intervención de los mercados, y es desde esta fecha en que el regulador comienza un paulatino desmantelamiento de las distintas normativas y un impulso privatizador.

 

“En 1968, y con la Guerra de Vietnam lastrando las cuentas públicas, el demócrata Lyndon B. Johnson, impulsó la privatización. Las hipotecas garantizadas por agencias federales quedaron en manos de una nueva empresa, Ginnie Mae, y Fannie se convirtió en una entidad cien por cien privada… pero con ventajas ligadas al dinero público. Quedó exenta del pago de impuestos federales, se le dio acceso a líneas de crédito del Gobierno y sus actividades quedaron fuera de la jurisdicción de la SEC, que no podría supervisarla.”

Fte. El Economista 4

 

La administración Reagan en los ochenta tuvo como bandera una importante desregulación de los mercados y la privatización de empresas públicas, acompañada en la siguiente década por el colapso del modelo socialista de la Unión Soviética. En 1987 se produce un primer intento de desmantelar la  ley Glass-Steagall 5 que establecía la separación entre banca comercial y banca de inversión, situación que se produce finalmente en 1999, un año después que Citicorp se fusionase gracias a una exención del congreso con la aseguradora Travelers, un último ejemplo de que la sociedad americana había asumido la crisis de 1929 como una circunstancia del pasado.

 

“Desde la década de los 80 se fueron relajando parte de sus estipulaciones. Y en 1998 Citicorp -el antiguo National City Bank- obtuvo una exención temporal del Congreso para fusionarse con el gigante asegurador Travelers. Banca comercial y seguros bajo el mismo paraguas.” 

Fte. El Economista 4

 

En agosto de 2006, Francois Sicart publica “Moralist or Visionary?” 6 estableciendo dos corrientes de interpretación de una economía, la estadounidense, que se había vuelto mucho menos volátil en los últimos quince años. Definiendo dos grandes grupos, los moralistas con una interpretación más cíclica y clásica de la economía, y los visionarios, que asumían la falta de crisis como una constante controlable y sostenible a lo largo del tiempo gracias a la globalización, a la liberalización total en épocas expansivas y a la existencia de herramientas de intervención en los periodos de crisis (complicada paradoja neoliberal).

 

“The Visionaries tend to concentrate on demographics, technological innovations, social or geopolitical evolution, for example – the trends they foresee usually remain in force for decades.

The Moralists, on the other hand, believe that economies are fundamentally cyclical and that they have a tendency to “revert to the mean”: when economic factors have been growing above trend, they eventually return to trend or, temporarily, below it – usually in a matter of years.”

 Fte. www.tocqueville.com 6

 

El grupo de los visionarios había encontrado su principal justificación en la doctrina y actividad, con Alan Greenspan a la cabeza, de la Reserva Federal Americana (en adelante FED) conocida como “mop up after” traducida por Manuel Conthe como “pasar la fregona después de la fiesta” 7. Es decir, cuando la economía americana entraba en crisis se bajaban los tipos de interés para reactivarla con dinero barato e incentivar el crecimiento.  

 

“Los defensores de esta concepción -entre quienes ha destacado el economista americano Alan Blinder- consideran preferible que el Banco Central no intente frenar la euforia financiera y “pinchar la burbuja” (burst the bubble), sino que se limite a rebajar los tipos de interés y “pasar la fregona” (mop up after) cuando la burbuja explote de forma espontánea, a fin de que la crisis financiera no arrastre a la economía real a una recesión.

Esa actuación asimétrica del Banco Central -que, impertérrito durante la euforia, toma en seguida medidas para mitigar las crisis financieras- fue uno de los rasgos típicos de la presidencia de Greenspan -hasta el punto de que Blinder la considera el Principio 8º del Standard Greenspan-. Se aplicó tras la crisis de Rusia y del LTCM en agosto de 1998 y tras la crisis bursátil que, iniciada en marzo del 2000, se agravó tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. Por eso los mercados pronto bautizaron esa asimétrica conducta como el put de Greenspan, pues actuaba como una suerte de “opción de venta” que la autoridad monetaria regalaba a todos los inversores en Bolsa y les permitía beneficiarse sin límite de las ganancias, pero con la tranquilidad de que las eventuales caídas estarían limitadas.

La consecuencia fue la exaltación de Greenspan por los mercados financieros como el gran Maestro cuya hábil política monetaria había permitido sortear las crisis periódicas y lograr un crecimiento económico vigoroso durante su largo mandato.”

 Fte. www.expansion.com/blogs 7

Tanto Sicart como Conthe hacen alusión a Hyman Minsky 8 para explicar el fenómeno que se estaba produciendo. La financial instability hypothesis 9.

 

“La estabilidad resulta desestabilizante”, escribía Minsky: la prosperidad engendra debilidades -sobrevaloración de activos y garantías, exceso de endeudamiento…- que, larvadas durante años, se manifestarán cuando el crecimiento económico se resienta. Así, tan pronto mengüen los beneficios empresariales o se tema que la autoridad monetaria eleve los tipos de interés para luchar contra la inflación, las cotizaciones bursátiles se deshincharán y las entidades financieras, viendo el súbito deterioro de su cartera de préstamos, endurecerán drásticamente su política de crédito y se negarán a renovar algunos. Ese súbito recorte del crédito dará al traste con muchos deudores y la crisis de éstos exacerbará un sentimiento difuso de pesimismo y pérdida de confianza que retraerá aún más la inversión y el consumo.”

 

 

 

 

 REFERENCIAS

 1.http://es.wikipedia.org/wiki/Caja_negra_(sistemas) Wikipedia. Varios autores.

2. http://es.wikipedia.org/wiki/Apalancamiento. Wikipedia. Varios autores.

3. http://es.wikipedia.org/wiki/New_Deal. Wikipedia . Varios Autores.

4. http://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/750288/09/08/EEUU-ida-y-vueltaAL-crash-financiero.html 15/09/08 EEUU, ida y vuelta al ‘crash’ financiero  Tomás Monge

5. http://en.wikipedia.org/wiki/Glass-Steagall_Act. Wikipedia. Varios Autores.

6. http://www.tocqueville.com/article/show/192 Moralist or Visionary? 30 August 2006 Francoist Sicart

7. http://app2.expansion.com/blogs/web/conthe.html?opcion=1&codPost=43336&categoria=47 18/03/08La bañera de Greenspan . Manuel Conthe http://app2.expansion.com/blogs/web/conthe.html?opcion=1&codPost=49944. 19/06/08 Perder hasta la camiseta. Manuel Conthe
Anuncios

7 comentarios to “Artículo para la asignatura de economía pública”

  1. nubespasajeras Says:

    Muy buen post!!! Parece el primer tomo de El Señor de los Anillos, aún no sabes cómo va a acabar la cosa pero se ve venir… jejejeje.

    Me parece que la crisis actual es más grave y más profunda que la de 1929, pero lo que no es igual es el mundo… me explico: una crisis de sobreproducción en 1929 podía pone en peligrro el abastecimiento de bienes fundamentales incluso en los países más desarrollados. Eso no va a pasar ahora. Como mucho habrá desaucios, aumento del paro y quiebra de empresas, pero o visuaizo un entorno en el que sobrevivir sea el tema en cuestión.

    Otra cosa es el tercer mundo. Por ahora lo medios y el mundo en general han reparado poco en los países más pobres (quizás porque las convulsiones de la gran bestia, EEUU, ya nos acojonan batante). Creo que como siempre vn a ser los peor parados de todo este asunto: el má que previsible descenso en la demanda muncial les afectará tarde o temprano a ellos, reduciendo las ya de por si insuficientes exportaciones y emprobreciendo aún más si cabe su nivel de vida.

    Tengo una duda, que no acabo de ver clara: En 1929 se aplicaron medidas autárquicas y proteccionistas para sallir de la de`resión (todas fueron un fracaso). Crees que los grandes países volverán a optar por tamaña locura???

    PD: un dia de estos te contaré lo que creo que será el desenlace de todo esto. Una pista: tiene que ver con Mr. Flexisegurité.

  2. Pica Says:

    Como apuntas las crisis no son comparables, lo que si lo es, el sustrato de la cultura americana de libre mercado y el posterior neoliberalismo. En épocas de bonanza dejamos las manos libres y en épocas de crisis el estado interviene con sus herramientas.

    Creo que los estados mantienen en la actualidad medidas intervencionistas (acero estadounidense, agricultura europa-Usa, Carbón asturiano 😉 lo que pasa es que 1º son enormes y al ser tan grandes parece que no las vemos 2º perjudican a los paises del tercer mundo y por lo tanto las toleramos. En relación a lo que dices de los más afectados… creo que si son

    Creo que tenemos suerte de que el sistema democrático Usa permita actuaciones como la de ayer. 228 contra 209. 130 democratas y 98 republicanos han votado en contra de una medida del ejecutivo republicano. La verdad es que es de alabar.

    ¿Medidas? En Europa no habrá tanto rollo con los rescates. Los gobiernos centrales van a acudir sí o sí. También para eso tenemos un sistema más garantista (Fondos de Garantías, controles exaustivos por parte de los Bancos Centrales)

    El problema de España es el edeudamiento de las familias y las empresas… pero esa es la segunda parte del trabajo 😉

  3. Sil Says:

    Eso eso, “socializamos las pérdidas y patrimonializamos las ganancias”… oleeeee, si Adam Smith levantara la cabeza…

    A esto me refería cuando en el post anterior hablaba de desenmascarar al liberalismo. Tu ahora oyes la sección de economía de Onda Cero, por ejemplo, y Carlos Rodríhuez Braun, Pedro Fraile y otros liberales “puros” te dicen con todo el morro que esto ha pasado no por la economía capitalista, sino todo lo contrario, por no haber aplicado durante todo este tiempo una verdadera y real política liberal con todass sus consecuencias.

    En el fondo algo de razón no les falta, porque si que es cierto que el sistema actual, por más que digamos que es liberal (más bien es desregularizado), no sigue al cien por cien los postulados liberales. Pero esa crítica se podría aplicar tambien a todos los sistemas comunistas que ellos tanto critican, no? Los marxistas podríamos decir “no se puede invalidar ideológicamente al marxismo ya que todas las veces que se ha experimentado en la realidad -Rusia, Cuba…- no se han seguido al cien por cien los postulados, por lo tanto, hasta que no se haga así, el marxismo real nunca podrá triunfar.

    Pero resulta que no, que el marxismo como ideología está más que superado, al parecer. Pues eñores, eso es hipocresía. Se aplican “comprensiones” y sirven razones para unos casos y para otros no.

    Al carajo con el capitalismo!!! Lass plasmaciones reales -no las teóricas, que siempre quedan más bonitas en el papel- han sido nefastas para la humanidad y nos han llevado a la espectacular crisis que estamos viviendo. Que vuelvan los reguladores nacionales ya!!!

  4. nubespasajeras Says:

    Este último post no es de Sil, es mío… es que colgué antes un post suyo y se me guardó su dirección…;)

  5. Pica Says:

    Nubes, según lo estaba leyendo estaba diciendo “esto es de nubes no es de sil” TE RECONOZCO AUN SIN EL NOMBRE.

    Respecto a lo que dices de los liberales “puros” oufffff. Justo cuando el crack y el rescate me puse a buscar por internet artículos de esta gente que justificasen lo que había pasado, y la conclusión era “No ha habido suficiente desregulación” Tengo un par de ellos guardados que es para verlos… uno acaba defendiendo el fascismo sin saberlo “el pueblo no es lo sucientemente maduro para gobernarse” ya te paso el link que es matador.

    Hoy meto la segunda parte

  6. nubespasajeras Says:

    Espero ansioso por él…

  7. Pica Says:

    Dos de libertad digital de mear y no echar gota.

    1º un editorial, argumentario “La crisis causada por la regulación”

    http://www.libertaddigital.com//opinion/editorial/el-culpable-de-la-crisis-es-el-intervencionismo-45424/

    El culpable de la crisis es el intervencionismo

    No se puede proclamar, desde la ignorancia y el sectarismo que han demostrado tantos periodistas, que la actual crisis es debida al liberalismo, a la falta de control del Estado sobre el sector financiero y al libre mercado. Porque es mentira.

    2º Un opinion de una chica que por mucho que se ponga no tiene nada de WASP, me gustaria saber que opinan sus abuelos o sus padres sobre lo que ha escrito. Argumentario “La culpa es de los inmigrantes ilegales” también conocida como la técnica “La culpa de todo la tiene Yoko Ono”

    http://www.libertaddigital.com/opinion/michelle-malkin/la-crisis-y-la-inmigracion-ilegal-45601/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: