Acabar de una vez por todas con la idea romántica de nación

by

Sí señores, estamos en el siglo XXI y no me parece de recibo mantener ideologías y creencias surgidas en el siglo XVIII y absolutamente superadas. Algunos dirán “es que si siguen vigentes será porque son válidas”… pues no. Al igual que nos sonrrojamos cuando leemos que la mitad de los estadounidenses creen aún en la teoría creacionista en vez de en la evolución de las especies, causa sonrojo que en este país y en ciertas partes de Europa aún se mantenga con firmeza el báculo nacional-sentimentalista.

La nación puede entenderse desde varias concepciones distintas. La concepción heredera del Romanticismo dice más o menos que una nación es una persona, un ente vivo (como tu o como yo) que merece por tanto derechos personales y ser protegido y amparado, sea cual sea su pasado, presente y futuro.

Otra concepción, que yo llamaré ‘ciudadanista’ y a la cual prefiero, describe a la nación desde un punto de vista más pragmático y más medible: es el conjunto de ciudadanos sujetos a un mismo régimen político en el ámbito de un Estado o un conjunto de Estados (que tal y como decía Weber son los ostentadores legítimos del monopolio de la fuerza). Quiere esto decir que la nación no es algo que sentimos, sino un conjunto de derechos y deberes.

Hay que empezar a desterrar del debate político frases como “yo es que no me siento español”, “yo me siento más asturiano que español”, “yo sólo me siento vasco”… ¡Basta! Nadie os ha preguntado si os sentís de tal o cual forma. El sentimiento es un fenómeno arracional y muy poco firme, sujeto a los más singulares devaneos del Yo y el subconsciente. No se puede, por tanto, articular y montar un proyecto de país mínimamente serio alrededor de conceptos tan peregrinos como el sentimiento. Que cada uno se sienta como le salga del ojete, pero que no intente condicionar mis derechos y deberes a partir de sus sensaciones. Las leyes emanan de la razón y el debate, no de las tripas y el vocerío.

A nadie le importa lo que cada uno sienta sobre el Estado. Me la refanfinfla, la verdad. El Estado está para otras cosas: garantizar el cumplimiento de los derechos y deberes. Por eso cuando la gente apela a su sentimiento de pertenencia a tal o cual nación, empiezo a retrotraerme a la época Romántica, de la que partieron tanto los fantasmas de Goya como las ensoñaciones de Goethe.

Por ello, se me presenta como razonable pensar que la UE es una suerte de nación (entendida como garante de derechos y libertades) mucho más deseable que las mil y una naciones y nacionalidades que pululan por la península. Y por una razón principal: la única que amplía mi rango de derechos, así como su amplitud, es la ciudadanía europea, el resto me la limitaría de una u otra forma.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

7 comentarios to “Acabar de una vez por todas con la idea romántica de nación”

  1. fermin T Says:

    Baya por delante que, hace un tiempo, deje por aquí un comentario y se me hecho en cara no mi argumentación sobre el tema objeto de debate, sino, mi horrible ortografía. Soy consciente de mi limitación y mi objetivo, no es otro, que el mero intercambio de ideas y no quisiera molestar. Si mi intromisión pudiera llegar ha incomodar, solo pido que se me haga saber y no importunare más. Dicho lo cual:
    Uno no puede evitar ser lo que es. Y es, aquello que por cultura heredo de sus ancestros, la forma de organización social, lengua, cultura y todo aquello que conforma un estilo de vida. Esto es lo que conforma una nación, un conjunto de pueblos unidos por un a misma manera de entender la organización de lo común. Esto no quiere decir que unas culturas sean mejor ha otras, simplemente diferentes. Y estas diferencias muchas veces son un simple matiz y otras diferencias sustanciales. Créeme que aquellos que, en cierta manera, somos emigrantes, notamos estos matices.
    Cuando otra “forma cultural” trata de imponer su filosofía, es cuando surge el conflicto y, si este perdura en el tiempo, acaba por enquistarse el conflicto.
    Espero haberme explicado.
    Saludos
    Fermin

  2. nubespasajeras Says:

    fermin T, siento y te pido disculpas si te ha molestado en algún momento el tono que se haya podido usar para referirse a ti… hay veces en que los debates (aunque sean internáuticos) se acaloran mucho, y pudo ser en el caso de cuando te respondimos… dicho queda. En cuanto a tu ‘limitación’… no creo que sea tal, la verdad es que te expresas mucho mejor que muchos que conozco…:) Te ruego que escribas aquí siempre que quieras tu opinión, esa es la misión de un blog, siempre que se mantenga un mínimo de educación y respeto.

    Tu aludes a que uno no puede evitar ser lo que es (una idea típicamente romántica, la de la fatalidad del destino) y que por ello tendremos que tender a preferir un sistema político que intente reproducir esta forma de vida… pues bien, yo creo que desde la Revolución Francesa ese concepto ya está demostrado que no tiene por qué ser así. Si no hubiera habido un grupo de rebeldes, que partiendo de premisas racionalistas, se posicionaran en contra del absolutismo, nunca habría habido una democracia como la que hoy en día conocemos en Europa. Estoy de acuerdo en que no hay que romper totalmente con el pasado, pero no creo que una forma de avanzar como sociedad sea intentar estancarnos y reproducir milimétricamente la forma de vida que conocemos.

    En su momento, la abolición de la pena de muerte pudo ser una medida impopular, por ejemplo, pero creo que hoy en día casi todos estamos de acuerdo en que estamos mejor sin ella, no? Es sólo un ejemplo…

  3. 2sil2 Says:

    Con mis pequeñas nociones, intentaré aportar una visión antropológica del tema. Aunque a veces creamos que estamos llegando a altos niveles de evolución social, tales como para proponer ideas como la que argumenta aqui nubespasajeras, creo que son precisos los siguientes matices.

    Varios millones de años de evolución, cientos de miles de años de humanidad, y como perfectamente dice la metáfora, en lo que dura el ultimo segundo dentro de un año, hemos variado nuestro comportamiento exponencialmente respecto a lo que hicimos en todo el tiempo anterior. Por ello aún poseemos reminiscencias de ese pasado que aún no han conseguido evolucionar al mismo tiempo que nuestras sociedades.Ejemplo de ello es que una parte de nuestro cerebro es aún reptiliano y nos vemos invadidos por impulsos, reminiscencias de instintos pasados.
    Todo cambio para ser real, efectivo, necesita un periodo de sopesación, un tiempo de asimilación. Lo que antes sucedía en varios siglos, movidos por pequeños cambios tecnológicos que arrastraban nuestras conciencias y modos de ver la vida con ellos … ahora dura si acaso unos pocos años.

    El hombre es un ser social, porque lo necesita para perpetuarse, para prevalecer. Su herramienta es la cultura, un complejo proceso de comportamientos y pautas que nos han llevado hasta el punto actual. Parte de esas reminiscencias del pasado son, la necesidad de pertenencia a un grupo, con ello completamos nuestra identidad, nos posicionamos respecto a los demás. Desde una asociación de vecinos, a un grupo musical, un equipo de fútbol, una ciudad, un pais. Dentro de cada subgrupo se comparten unos intereses comunes y exiten unas diferencias respecto del resto. Esta estructura grupal se descubrió en tribus primitivas del pacífico en el S.XIX y desde entonces se considera el modo de creación de todos los grupos dentro de la sociedad, por oposición a otros. Existen intereses, como la convivencia pacifica en épocas de abundancia, entonces lo que hacen es legitimar cierto tipo de normas que garanticen la coexistencia pacífica e incluso colaborativa de estos segmentos diferenciados de población.

    Sin enrollarme mucho más … (a buenas horas jeje) … que lo que propone nubespasajeras es una idea que provablemente se lleve a cabo en un futuro si es mejor para la adaptación del ser humano a los cambios de su entorno. Se podrá utilizar para que pueblos pierdan su identidad y manipularlos, se podrá utilizar para unir, armonizar y derribar diferencias que separan a las personas y que simplemente se mantenian por el interes de unos pocos, deseo, que pase porque llegue el día en que nos lleguemos a entender tan bien que formemos un grupo total, la humanidad, que bajo unos principios generales que proporcionen un bienestar general nos unamos bajo una misma bandera … la convivencia pacífica, racional, consensuada :.) ooohhh que bonito.

    Pero, no por echar todo por tierra, sino simplemente por ser realistas y afrontar así nuestros deseos para el futuro. Hasta que la naturaleza biológica e impulsiva del ser humano evolucione (necesita cientos, y en algunos casos miles de años), hasta que nuestros genes no identifiquen como mejor para la adaptación en el planeta este modelo sin paises, poco se puede hacer. Mediante la fuerza, mediante el consenso, aunque se intente, siempre se iran creando subgrupos con intereses opuestos entre sí, tal vez no bajo la bandera de un pais, y en su lugar lo hagan bajo una idea, un dibujo, una caracteristica física … así que los efectos negativos que se puedan apreciar en la existencia de las naciones creadas por legitimación de los antiguos reinos feudales, se encontraran bajo otro tipo o forma estructural.

    Nos queda como consuelo que todo cambio empezó siempre con una idea.

  4. nubespasajeras Says:

    No me he explicado bien, por lo que veo…
    Cuando yo ataco al concepto romántico de nación, ataco a la defensa a ultranza -desde presupuestos racionalistas- que se hace de ella. Tengo escrito en el post que me parece perfecto que cada uno se sienta como quiera (desde esportinguista hasta neonzai, pasando por filantrópico, vasco o murciano), pero que no intente articular un sistema político racional (como son las democracias más o menos representativas que disfrutamos hoy día.

    Es como si me dedico a la medicina, pero un porcentaje de mi ciencia, en vez de ser tal, fuera brujería e intentara aplicársela a todo el sistema sanitario. Oiga usted, aplíquelo con quien esté dispuesto a hacerlo, pero no conmigo…

    Sé que los pueblos y las personas necesitan de cultura (y un estado que la defienda) para poder tener su lugar en el mundo… pero repito, las múltiples revoluciones sociales que el mundo ha producido demuestran que el elemento romántico es superfluo, prescindible. Nos habríamos ahorrado millones de muertes de la historia de la humanidad si nos hubiéramos dado cuenta antes de que el nacionalismo romántico es una de las grandes lacras de la historia de la humanidad. Las naciones NO son personas individuales.

    Por último, Sil, decirte que no comparto tu idea de la humanidad bajo una misma cultura. Al revés, defiendo que cada grupo social tenga la cultura que le de la gana, pero bajo unas premisas mínimas de garantía democrática: nación igual a grupo de ciudadanos.

  5. Pica Says:

    …y toca la chorrada del pica.

    Estoy muy de acuerdo con la perspectiva de Nubes, lo que me saca de quicio es el el argumento ese de “Esto es de buen rollo, esto es de izquierdas, esto no es un trasvase,…” Es decir la jodía hipocresía de enmascarar los intereses personales como algo bello y bonito que hace que funcione mejor el mundo y que no son más que políticas de “derechas”. Vestimos el egoismo con sentimientos de pertenencia ¿y encima te tengo que hacer la ola? ¡De que!.

    A la felicidad a través del interes personal magnificado, y encima desde la grada la turba los aplaude.

    “A por ellos, OE”

  6. 2sil2 Says:

    Un nuevo capítulo del “diccionariologo” … hoy DICCI presenta …

    NACION: 1. f. Conjunto de los habitantes de un país regido por el mismo gobierno.

    2. f. Territorio de ese país.

    3. f. Conjunto de personas de un mismo origen y que generalmente hablan un mismo idioma y tienen una tradición común.

    4. f. coloq. p. us. nacimiento (‖ acción y efecto de nacer). Ciego de nación.

    5. m. Arg. p. us. Hombre natural de una nación, contrapuesto al natural de otra.

    de ~.

    1. loc. adj. U. para dar a entender el origen de alguien, o de dónde es natural.

    ———————————————————————————

    Observaciones personales a la definición: En el caso de Europa, las naciones, son estados feudales que llegados a un punto, legitimaron el estado de desigualdad que durante años existió en sus territorios. Todo eso evolucionó hasta lo que hoy conocemos por nación.

    También me he debido explicar mal, porque yo no deseo un mundo bajo una misma cultura, pero sí bajo unas premisas básicas de convivencia y respeto (lo que serían actualmente el escrito de los derechos humanos) … en mi caso, esta es la unica nación de la que me gustaría entrar a formar parte. Del resto solo decir, que cojean, son reminiscencias o lacras, dependiendo el caso. Pero este es mi pensamiento personal y se que no se puede aplicar de forma general, espero que con el tiempo todos lleguemos a ceder un pequeño pedazo de nuestras vidas cotidianas para poder alcanzar ese ideal.

    Creo que de esas diferencias a las que algunos se aferran, es en lo que intentan buscar el choque, la oposición, el motivo para generar un grupo diferente. Lo necesitan y todos aquellos que saquen un beneficio de esto también.

    Para los que intentan confundir, engañar, tergiversar, solo tenemos una herramienta para combatirlos … la educación. No se puede culpar que personas caigan y caigan de nuevo en defensa de ideales descabellados e incluso intenten imponernoslos pensando en nuestro bien. Tomemos tiempo en escuchar a las personas, así cada vez menos iran perdiendose por engaña”bobos” (y no tan bobos) … pero de las pelotas habría que colgar a esos que manipulan tocando las fibras más sensibles de los hombres, aprovechando sus debilidades, haciendoles que se entreguen por una causa que es solo una escusa para el lucro, el posicionamiento social, la satisfaccion de las necesidades más vanidosas.

    Creo que entiendo un poco mejor lo que quieres decir nubespasajeras, que desde el punto de vista del individuo se puede ser todo lo romántico que uno quiera (mira que atardecer ohh que atardecer) pero lo que no se puede es hacernos a todos comulgar y compartir ese romanticismo.

    Espero que gracias a la inmigración, a los conflictos que genere y a la mezcla consiguiente, esas personas a las que te refieres, se diluyan en un mar de sentido común. Aunque eso sí, es una pena, que siempre tengamos que aprender a ostias 🙂

  7. 2sil2 Says:

    OEEEE OEEEE OEEEE OEEEEEEE!!!!!! cuando pasen 2 dias si eso hablamos de lo del transvase jejejej

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: