¿Es posible ser de izquierdas y nacionalista?

by

Desde hace aproximadamente 40 años, hemos visto proliferar a lo largo de este país y de Europa en general, partidos políticos con nombres de lo más variado, unidos por dos ideas fundamentales: el ansia nacionalista (en algunos casos independentista) y la tendencia de izquierdas. Es bien sabido que las izquierdas han sido tradicionalmente internacionalistas, si bien tras la Segunda Guerra Mundial, con los movimientos descolonizadores en gran parte del Tercer Mundo surgieron ciertos movimientos nacionalistas independentistas y de izquierdas: Vietnam, Indonesia, Cuba…

En mi opinión, es una desfachatez querer comparar estos casos con los de los movimientos independentistas de pseudo-izquierda surgidos en Cataluña, País Vasco, Galicia, etc, procedentes de lo más profundo del pensamiento pequeñoburgués de cada uno de esos territorios y que como cualquiera que haya leído un libro alguna vez sabe, es contrario por definición al movimiento obrero de izquierdas.

Podría ser muy largo y muy extenso, pero creo que no sería eficaz, así que intentaré condensar ideas para explicar por qué no son casos equiparables los independentismos surgidos en el Tercer Mundo en los años 50 y 60 con los independentismos de la Europa occidental.

La izquierda independentista, habitualmente de tendencia marxista-leninista, surgió en países del Tercer Mundo a lo largo de todo el globo por ser el único movimiento capaz de acabar con el colonialismo explotador traído de occidente. Es evidente: existía un sujeto clarísimo, que era el pueblo de cada uno de esos territorios y que estaba explotado por un sujeto externo, que eran los países colonizadores (Francia, Gran Bretaña, Holanda…). Sólamente fue necesario que apareciera un pequeño número de tecnócratas y universitarios con sentimiento de pertenencia y las ideas claras, para que el movimiento adquiriera entidad. Podría entrarse en un montón de debates acerca de si esas colonizaciones fueron positivas o negativas, o si su saldo en cuanto a guerras, hambre y miseria compensó a la vista de los resultados. Lo que no se puede discutir es la legitimidad de esos movimientos y su intención emancipadora.

Otra cosa bien distinta son los nacionalismos de izquierda aparecidos en la Europa occidental. Nacidos en un ámbito pequeñoburgués y universitario, fallan desde la base: en este caso no existe un sujeto que esté explotado ni subyugado, desde ningún punto de vista. No hay una correlación entre un pueblo que desea la independencia y una clase obrera que lucha por su emancipación.

Curiosamente, el nivel del independentismo es más feroz cuanto más asentada está su clase media Sólo hay que ir al INE y ver las estadísticas de renta per cápita de estos territorios). Eso sí, esa clase media es bien consciente de que pedir unilateralmente su independencia por motivos púramente económicos (lo que es mío es sólo mío) roza como mínimo a la ‘derechona’ más conservadora, por lo que conviene muy mucho inventarse cuanto antes una amalgama de discursos que legitimen (con una retórica pseudo-izquierdista) las aspiraciones puramente económico-clasistas de las clases medias de esos territorios.

Podría decirse, aunque no sería justo del todo, que el grueso de los independentistas de izquierdas catalanes, vascos o asturianos son hijos de papá, que juegan a revolucionarios cuando en el fondo y al fin y al cabo son unos xenófobos y unos clasistas. No andaríamos muy desencaminados por este camino, aunque no seré yo el que condene a toda una clase media.

Para que exista un movimiento legítimo de izquierda e independentista se tienen que conjuntar dos realidades: un sujeto (es decir, un pueblo) que esté sometido políticamente y económicamente. No es el caso, desde ningún punto de vista, de este nuestro país, ni de Gran Bretaña o de Canadá. Más bien es el contrario: las regiones o territorios más desarrollados tanto social como económicamente, con el fin de reducir al cero absoluto su “obligación” moral de ser solidarios, deciden escindirse del estado del que forman parte para no tener que ceder nada.

En Madrid, donde también esta surgiendo un incipiente nacionalismo, no son tan hipócritas: reconocen más abiertamente que lo quieren todo para ellos pero al menos no disfrazan sus aspiraciones de una supuesta legitimidad izquierdista. Son de derechas y lo reconocen. En Cataluña o País Vasco es bien al contrario, quieren estar, para decirlo en román paladino, en misa y repicando.

No sé si se me ha entendido.

Anuncios

15 comentarios to “¿Es posible ser de izquierdas y nacionalista?”

  1. nubespasajeras Says:

    Una vez releído el texto, reconozco que puede parecer un poco extremista… quiero dejar ante todo claro que me parece genial que uno pueda sentirse nacionalista, independentista, o de la ideología que quiera. Simplemente, quería opinar sobre lo que en mi opinión es un contrasentido y una contradicción, como es pretender ser de izquierdas (es decir, materialista, racionalista, igualitarista, internacionalista…) y a la vez nacionalista (irracionalista, romanticista, romántico y escepcionalista).

    Con todo, siempre estaré a favor de aquellos que hagan una defensa racional de la nación entendida como un territorio de ciudadanos libres e iguales en derechos y obligaciones, solidarios entre sí y hacia fuera. Es decir, estaré de acuerdo de una nación entendida como un estado que garantice el bienestar en base a elementos racionales y cientifistas, no en base a sentimientos, elementos de pertenencia o sensaciones. Eso de sentirse asturiano, español o catalán tiene cero importancia desde el punto de vista político. A mi me importa una mierda qué sentimiento de pertenencia tenga uno u otro. Simplemente estoy a favor de que la nación sea capaz de garantizar la mayor libertad e igualdad a sus ciudadanos. Para eso es para lo único que sirven las naciones. El resto, más o menos, no tiene verdadero valor para mi.

  2. Pica Says:

    Joder… ayer lo leimos y la verdad es que acabamos hablando de nacionalismos. Yo, como siempre, creo que determinadas estructuras de poder utilizan los nacionalismos con el fin de controlar los sentimientos de la gente. Es más facil argumentar apelando a las emociones que a la razón.

    La exaltación de la diferencia, la construcción de un enemigo, la sensación de opresión y amenaza permanente… Además de controlarte exigen que la gente viva mal o que crean que viven mal.

    Los mismos amos poniendote collares de brillantina y encima la gente diciendo que sí, que les gusta. ¿Nación? Menudo invento del tebeo para tenernos entretenidos con discusiones sobre cuantos ángeles caben en la cabeza de una aguja, y mientras tanto la vida pasa y empiezas a trabajar. Nominas, retenciones, cotizar, contratos, cosas mucho más reales que las supuestas naciones. Además solo hay que ver como actua el dinero, los que lo manejan no tienen fronteras…

    Acabo de enterarme que acaban de matar a un ex concejal socialista en mondragon. Esto es lo que genera esta puta mierda de pensamiento. Puta mierda de gente, puta mierda de los que los dejan hacer, puta mierda de todos los que creen en esta mierda de tradiciones y lenguas y mierda que no sirve para nada, que solo hace que la gente se olvide que están matando a gente. Que os jodan hijos de puta. Que puto derecho teneis a matar a nadie. Mierda de pais de hinchas de futbol con infulas. Que no son mas que futboleros con ganas de ser intelectuales. Mierda de camisetas patrioteras y culturas de gilipollas, puto aurresku y putos toros y puta la madre que invento las gilipolleces para separarnos. Y mierda de élite cultural que da cobertura a todas las putas mentiras y que rescriben historia y que inventan lo que haga falta para justificar agresiones. IROS A LA PUTA MIERDA TODOS.

  3. 2sil2 Says:

    Hechos que es dificil que nos dejen indiferentes. A penas podemos entender el grado de dolor que se puede sentir de lado de los afectados, la crueldad, la ignorancia, el desconocimiento, el nivel de desorientación existencial que puede acumular una persona que asesina fría o enagenadamente a otra persona. Es un fallo de nuestra sociedad, un indicador. Ayer por la noche vi una película, Juno, de esas que te devuelve el buen rollo a tu vida, real, pero de buen rollo. Me acosté pensando justo en el asesinato de este chico de País Vasco y en general en la maldad del ser humano.
    Pido perdón de antemano por como me voy a ir por los derroteros de uveda … pero es necesario para llegar donde quiero.

    Hablando hace tiempo con una persona que dio gran parte de su vida por esta causa política, valorabamos porque no había llegado a buen puerto el comunismo en ningún país del mundo, e incluso había conseguido siempre lo contrario de lo que pretendía. El resumen era que lo que fallaban no eran las ideas, sino el ser humano en si.
    Sin abandonar un tópico, diré, que el ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor. Todos en esencia somos casi identicos. Hombres, mujeres, negros, blancos, asiaticos, altos, bajos … son poquísimos los cromosomas que nos diferencian respecto de los millones que nos forman … e incluso somos al mismo tiempo, parecidísimos a millones de especies animales que pueblan el planeta, son mínimas las mutaciones que se dieron en nuestro ADN y que nos aportaron el beneficio evolutivo de “la razón”.
    Dentro de nuestro cuerpo albergamos miles de potencialidades por desarrollar, todos. Es la sociedad la que se encarga de encauzar dichas potencialidades para uno u otro fin, la que nos coharta de realizar determinadas acciones.
    Hubo épocas donde el canibalísmo tenía plena vigencia y aceptación dentro de algunas sociedades (incluso una función real)… y otras como la actual, donde es perseguido, repudiado, observado con espanto.
    Todo acto del ser humano en sociedad tiene un fin adaptativo, de supervivencia. Hay muchos ejemplos al respecto, de cosas que en principio parecen absurdas y analizadas desde el punto de vista de la subsistencia, de la maximización de los recursos, toman sentido (ejemplos de ello son por ejemplo el tabú de comer vaca para determinadas castas en la india, que analizado desde el punto de vista social parece una injusticia, pero analizado desde el punto de vista evolutivo, demuestra que aprovechan sus recursos animales un 30% más, aproximadamante,que los países evolucionados).

    Para dar un análisis lo más certero posible sobre problemas de nuestras sociedades como son la radicalización extrema de pensamientos debemos observarla con prespectiva, intentando comprender todas las partes.

    Haré dos distinciones ante mi solución a los problemas planteados de manera visceral por Pica.

    1º – LOS ASESINOS: Todo ser humano es potencialmente un asesino. Puede que por una enfermedad que le impida reprimir sus impulsos, o porque su cerebro reciba placer del acto sádico en sí, o porque encuentre un motivo que para su razón sea imprescindible realizar dicho acto. ¿Por qué no todos asesinamos? porque no encontramos un beneficio en ello, porque la sociedad nos dice que salvo en casos muy determinados, es un acto de salvajismo, porque la mayoría de nuestras mentes no son manipuladas con la intención de que matemos, porque la mayoría de nosotros no padecemos enfermedades mentales que nos impidan controlar nuestros impulsos. Observemos mejor a cada persona desde la infancia, no desatendamos a grupos de población sensible, preocupemonos por cada caso y hagamos de la prevención un arma a nuestro favor … es muy dificil eliminar todos los tipos de asesinato, porque si se dieran determinadas circustancias, casi todos llegariamos a matar … pero en el caso del crimen político, una educación de calidad en todos los estratos de la sociedad … no permitir el angaño, esforzarse para contactar con jovenes de la cale borroca y a parte de palos, que puedan recibir diferentes tipos de motivaciones, no solo aquellas que les llevan al odio. No es trabajo solo de las instituciones, sino de todos. Lo que puede ser interpretado como un nuevo lavado de coco por los afectados, si se ve expresado desde todos los estratos sociales, de multiples formas, puede llegar mucho mejor que un simple programa de reeducación estatal.

    2º LOS NACIONALISMOS: Yo no los trataría como un problema, sino como un fenómeno, dando por hecho, que todo en extremo lleva a un problema. Cada nacionalismo es debido a un fenómeno concreto, y es malo generalizar, pero en nuestra época, donde la globalización (de la información, de las fiestas, los gustos …) ha experimentado un gran desarrollo, resurge con fuerza el acto reaccionario de los nacionalismos. Así se ha evolucionado desde un principio, mediante acciones y reacciones.
    Dentro de una democracia, es una opción como cualquier otra, más que respetable. Nos toca a todos el decidir si dejarle más o menos cancha.

    Todo en política es susceptible de ser utilizado con fines partidistas … es una acción agotadora discernir lo verdadero de lo falso, el interés particular del verdadero, si miramos con lupa cada partido, no se salva ni uno, todos movidos por juegos de poder. Los hay malos y menos malos. Con la simple observación, participación (como en este blog) … ya se empiezan a hacer cosas que puede que acaben cambiando algo en el futuro. Siempre se dice que vivimos acomodados, con una sociedad que nos adormece. Aprovechemos la decadencia de todas las clases políticas para mover algo, despertar un poco el interés por temas que nunca debimos dejar “a la buena de díos” … ni en política, ni en otros temas, es bueno dejar nuestro futuro al azar.

    Yo también sentí rabia al enterarme de la noticia de este nuevo asesinato, pero no consigue nublar una prespectiva positiva para el futuro.

    IROS A LA PUTA MIERDA TODOS … los que dejais de lado la vida simplemente por egoismo personal.

  4. nubespasajeras Says:

    No tengo nada que añadir a Sil… simplemente decirle que cómo se están notando esas clases de antropología…:)

  5. nubespasajeras Says:

    Por cierto… no notais que ZPRajoy se pasa menos -por no decir nada- por aquí últimamente???

    Hay algo más importante que no le deja entrar a visitarnos???

  6. Pica Says:

    Sil, my mother, te estás empichonando. Saludos a tu nuevo estilo de redacción, la verdad es que al principio no parecías tú pero ahora ya te capisco perfectly.

    Respecto a la pregunta de nubes… supongo que estará follando.

  7. 2sil2 Says:

    ZPRajoy es un edonista … y como el blog no es un fenómeno de masas no le tira demasiao … pero pq no recuperar a nuestro amigo?? … estaría bien mandar a las facultades de ciencias políticas el vínculo, así como a gente que pueda interesarle, así activaremos la participación y de paso recuperaremos un amigo.

    PD – tb es posible q no todo el mundo tenga tanto tiempo libre como nosotros … es solo una hipótesis.

  8. Pica Says:

    Suscribo la PD de SIL. NADIE tiene más tiempo libre que un trabajador con una conexión a internet delante.

  9. putoloco Says:

    joder, no solo es posible sino que es lo normal, pero claro, ahora que lo dices, de que nacionalismo me hablas ?? del nacionalismo español o el de las periferias ?? el nacionalismo español es de derechas, heredero del franquismo, por lo que es normal que en contraposición el nacionalismo periferico sea de izquierdas, aunque no sea el caso de CIU ni de PNV.

  10. nubespasajeras Says:

    putoloco, no estoy de acuerdo contigo básicamente en nada de lo que has dicho, pero bueno…

    En apenas un párrafo incurres en vaguedades y lugares comunes demasiado facilones, que de puro manoseados ya ni significan algo… ¿El nacionalismo español es de derechas? ¿Y el de prefierias de izquierda? ¿Es que has cenado con ellos? En mi opinión si que hay un nacionalismo español de derechas, pero también hay un cierto nacionalismo español (más bien lo llamaría un ‘movimiento ciudadanista’) que defiende desde posiciones de izquierda a la nación española como la única garantista de un conjunto de ciudadanos con mismos derechos y obligaciones.

    Luego dices que es normal que en contraposición al nacionalismo de derechas centrista español se contraponga un nacionalismo periférico de izquierdas… hombre, normal, normal, lo que se dice normal… no se si es. Lo sé porque lo dices tu, pero no porque des ningún argumento. Mi imaginación me da para imaginarme un “nacionalismo” de derechas contrapuesto a otro nacionalismo de derechas, por muy centrista y periféricos que sean unos y otros.

    Lo único es que te pediría que me dijeras cómo y de qué manera se puede ser de izquierda y nacionalista (y no me digas por favor que “votando a tal partido”, argumenta, plis).

  11. putoloco Says:

    pues sencillamente teniendo una ideologia mas o menos como la de izquierda unida pero importandote una gaita lo que pase mas allá de tu region. puedes ser de izquierdas y si eres catalan, pues ser un comunista al que le de igual, mas que nada por no sentirse identificado, con lo que pase en el resto de la peninsula.

  12. nubespasajeras Says:

    Sencillamente… y tan sencillamente.

    “Que te importe una gaita lo que pase más allá de tu región”… Ahí me parece que está la contradicción, la imposibilidad de ser de izquierda y nacionalista. El tema identitario a la izquierda históricamente le ha importado un rábano y no por capricho, sino porque tiene que ser así. Me importa un cojón si mi vecino se siente o no español o catalán o murciano o asturiano. Lo que me importa y debe -creo yo- importar a los izquierdistas es que haya un estado o un conjunto de leyes que amparen y garanticen el mayor número de derechos a un grupo de gentes cada vez mayor… Si es España, España. Si es la Unión Europea, la unión europea… me es lo mismo. Lo que está claro es que los movimientos independentistas “izquierdistas” peninsulares no buscan un mayor bien común, sino al contrario. En nombre de salvar a su patria se meriendan el derecho de el resto de compatriotas del estado a beneficiarse o aportar en ese territorio. Eso es una pérdida hpotética de libertades para el resto de ciudadanos de ese estado.
    No me voy a pelear porque tu o cualquiera se sienta como le apetezca… el tema está en que si escudándonos en los sentimientos (algo contra lo que no se puede discutir por ser irracional) elaboramos políticas, que han de ser racionales (o deberían intentar serlo)… ¿Cómo es posible? No lo es.

    El izquierdismo ha de ser transversal a las naciones y los estados, o por lo menos permeable. O sea, que uno que se dice de izquierdas está muy preocupado por los trabajadores y pensionistas de su pueblo, pero los que hay a apenas diez kilóemtros ya no li importan una mierda… pues vaya izquierdista de mis cojones!!!
    No digo que haya que volver a la internacional comunista, pero desde luego que la izquierda, salvo en los casos explicados en el post, ha de ser, ética y politicamente, internacionalista. El resto me parece conservadurismo de derechas disfrazado con un manto progresista.

    Un saludo

  13. putoloco Says:

    si, pero eso no es más que tu opinion personal. porque muchisima gente siendo de izquierdas, le importa una mierda lo de fuera de su region, transversalismos aparte, por lo que para ellos que halla “un estado o un conjunto de leyes que amparen y garanticen el mayor número de derechos a un grupo de gentes cada vez mayor…” se limita solo a la zona geografica que ellos denominan nación y nosotros región. esa es la diferencia.

  14. nubespasajeras Says:

    Será mi opinión personal, pero cualquiera que se ponga a leer un poco de teoría política sabrá que en el momento que abandonas el eje de la condición de clase y pasas al eje de la condición identitaria te alejas de los postulados de la izquierda (al menos la izquierda con contenido ideológico, marxismo, materialismo, comunismo…).
    Que uno se considere a sí mismo de izquierdas y nacionalista me parece perfecto, pero eso no dejará de ser una simple construcción gramatical, sin contenido. Es como si yo digo que soy un cuadrado redondo. Puedo decirlo, pero no significa nada. Ser de izquierdas, aparte de una posición política es una posición etica y moral… decir “soy de izquierdas con los míos pero lo que pase fuera de mi corralito no me importa” es, simplemente disfrazar ideologías de derechas con frases bonitas…

    Quiero decir, en resumen, que CADA UNO puede hacer y decir lo que quiera, pero que cada ideología o creencia se corresponde con unas normas internas. Al igual que se puede decir que se es católico no practicante, cuando eso no puede ser por su propia definición (en todo caso será cristiano), también se puede decir que se es de izquierdas y nacionalista, pero no sin entrar en contradicciones de base tan grandes que se anulan, en mi opinión, con cualquier análisis serio.

  15. meneame.net Says:

    ¿Es posible ser de izquierdas y nacionalista?

    Desde hace aproximadamente 40 años, hemos visto proliferar a lo largo de este país y de Europa en general, partidos políticos con nombres de lo más variado, unidos por dos ideas fundamentales: el ansia nacionalista (en algunos casos independentista…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: